Chávez arremete contra el Papa y llama “cavernícolas” a los obispos

Tras las críticas de la Iglesia Católica al presidente de Venezuela, Hugo Chávez respondió calificando de “trogloditas” a los obispos. Dijo que pedirá que se revise el convenio de su país con el Vaticano, y afirmó -en referencia al Papa Benedicto XIV- que “Cristo no necesita embajador”.

Fue la respuesta del presidente venezolano a las repetidas críticas del arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, que denunció que Chávez trata de llevar al país hacia un socialismo “marxista”, ignorando la Constitución de Venezuela.

En un discurso televisado, Chávez tildó a los obispos de “trogloditas” y “cavernícolas” en varias ocasiones, y aseguró que están aliados con la oposición.

Para el presidente de Venezuela, “la sangre ya llegó al río” tras unas críticas que, en su opinión, “son sumamente graves porque no lo está diciendo cualquier líder de oposición o dirigente, no, lo están diciendo los obispos”.

Pidió al canciller venezolano, Jorge Urosa, que revise el convenio en el que Venezuela otorgó “ciertos privilegios” a la Iglesia Católica, algo que –dijo- “sí que viola la Constitución”.

El documento denominado “Modus Vivendi”, sellado en 1964, reconoce el traspaso de fondos provenientes de la exportación de petróleo a la Iglesia para obras sociales y proyectos educativos.