Celebra Morales ascenso al poder en Guatemala

El actor y escritor de televisión Jimmy Morales, de 46 años de edad, celebró con sus seguidores su triunfo en las elecciones presidenciales del domingo.

Morales, en compañía de su esposa Patricia, su hermano el también comediante Sammy Morales, y otros familiares cercanos, llegó a la sede de su partido en la avenida Centroamérica, en un sector céntrico de la ciudad de Guatemala.

En la reunión con sus seguidores del partido, recién creado, Frente de Convergencia Nacional-Nación (FCN-N), también compartieron el ahora vicepresidente, el ex rector universitario Jafeth Cabrera, y su esposa Elizabeth.

El candidato presidencial ganador había adelantado que por falta de financiamiento no haría una celebración ostentosa, pero a pesar del frío y la lluvia los afiliados del partido esperaron, jubilosos, varias horas, a su líder.

Mientras, grupos musicales como los norteños “Delfines de Alta Mar”, alegraron la noche y animaron a los seguidores del FCN-N, de por sí regocijados por el apabullante triunfo electoral de su abanderado.

Luego de una extensa rueda de prensa en la sede en el Parque de la Industria del Tribunal Supremo Electoral (TSE), donde funcionó el Centro de Cómputo, Morales y su séquito se retiraron a compartir con sus familias un momento “espiritual”, según sus allegados.

Los ganadores de la elección presidencial y vicepresidencial llegaron después y compartieron con sus allegados en la sede del partido hasta los primeros instantes del lunes.

Reconoció también ante sus partidarios el apoyo de los guatemaltecos que lo favorecieron con dos millones 750 mil votos y lo convirtieron en presidente, sin tener mayor experiencia en lides políticas.

En un mensaje ante la alegre concurrencia reiteró las prioridades de su futuro gobierno en particular la de “ni corrupto, ni ladrón”.

Antes de la celebración los magistrados del TSE en rueda de prensa confirmaron la tendencia de la victoria del candidato del FCN-N.

El presidente del TSE, Rudy Pineda, ratificó también el índice de abstencionismo de alrededor de 50 por ciento de los inscritos en el padrón de siete millones 556 mil 873 ciudadanos.

El objetivo del TSE de una participación igual o cercana a la registrada en las elecciones generales del pasado seis de septiembre quedó frustrado, pues en esa ocasión se llegó a una participación de 71 por ciento.

Una vez procesada la totalidad de las 19 mil 582 Juntas Receptoras del Voto (JRV), se oficializó que Morales sumaba dos millones 750 mil 847 sufragios, igual a 67.44 por ciento.

Su rival, la exprimera dama Sandra Torres. totalizaba un millón 328 mil 381 sufragios, 32.56 por ciento.

De acuerdo con los datos preliminares finales del TSE, se contaron cuatro millones 79 mil 228 votos válidos, y se registró una participación de 56.32 por ciento, con abstencionismo de 43.68 por ciento.