Cancilleres de Venezuela y Brasil complacidos por nexos bilaterales

Los ministros de Relaciones Exteriores de Brasil y Venezuela, Antonio Patriota y Nicolás Maduro, expresaron aquí su complacencia por la profundización de las relaciones bilaterales, que consideran estratégicas

Patriota ratificó el interés del gobierno de Dilma Rousseff por estrechar los nexos, impulsados en los últimos ocho años por los presidentes Hugo Chávez, y Luiz Inacio Lula da Silva, quien recién concluyó su mandato.

Subrayó que ambos alcanzaron importantes acuerdos económicos y sociales de interés común como los 27 firmados en agosto último.

Asimismo, resaltó los logros en materia de integración estimulados a través de proyectos como la Unión de Naciones del Sur (Unasur).

Patriota recalcó que su gobierno seguirá trabajando por la pronta entrada de Venezuela al Mercado Común del Sur (Mercosur), vetada solamente por el congreso de Paraguay.

Por su parte, Maduro manifestó que en los últimos ocho años Lula y Chávez lograron acoplar una visión conjunta de la región y del papel que deben jugar los gobiernos de América Latina y el Caribe para construir un mundo nuevo

Ambos se ocuparon, dijo, de unir a la región con mecanismos como Unasur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, que deja fuera a Estados Unidos y Canadá, en proceso de definición.

El canciller venezolano expresó su optimismo por los avances en programas de desarrollo agrícola mediante convenios bilaterales.

En ese sentido puntualizó que la empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria podría contribuir al impulso de la Misión AgroVenezuela, a través de la cual el gobierno venezolano busca lograr la soberanía alimentaria del país y la dignificación del trabajo campesino.

Maduro también hizo énfais en el avance de compromisos como el firmado en agosto pasado entre el Banco de Venezuela y Caixa Económica Federal para la bancarización popular.

El jefe de la diplomacia venezolana aseguró que con la llegada de Dilma Rousseff al poder se continuará profundizando el mapa de trabajo configurado para el desarrollo bilateral y de la región.

Los dos ministros preparan este día los nuevos acuerdos que serán analizados por y Chávez, en este primer trimestre de 2011, en Brasil.

Coincidieron en aprovechar la oportunidad histórica que ha permitido “como nunca antes” una relación de hermanada entre los dos pueblos.