Bolivia podría ir a La Haya contra potencias mundiales por cambio climático

Bolivia demandará a los países industrializados ante la Corte Internacional de Justicia de la ONU en La Haya, si tras la cumbre de Cancún, a fin de año, no asumen compromisos para frenar el calentamiento global, dijo una fuente oficial.

“Si no hay compromisos de reducción de gases de efecto invernadero, nosotros como Estado de Bolivia, queremos demandar a los países desarrollados (…) ante la Corte Internacional de Justicia”, dijo el embajador de Bolivia ante las Naciones Unidas, Pablo Solón.

La autoridad, uno de las principales responsables sobre el tema ambiental en el foro climático de movimientos sociales, dijo: “Tenemos que actuar con los mecanismos (legales internacionales) que existen ya, para ponerlos (a los países) en evidencia de que están incumpliendo la Convención Marco de Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto”.

Solón hizo conocer la posición oficial del gobierno Boliviano, durante la Conferencia Mundial de los Pueblos contra el Cambio Climático que comenzó el pasado martes en el poblado boliviano de Tiquipaya, vecino de la central Cochabamba, y que concluye el jueves.

La cita, impulsada por el presidente Evo Morales busca preparar una propuesta desde la sociedad civil para la cumbre de las Naciones Unidas en Cancún, México, tras el fracaso de similar encuentro en Copenhague en diciembre de 2009.

Bolivia propuso además crear un tribunal de justicia climática, una organización paralela a las Naciones Unidas y organizar un referendo mundial para defender a la Tierra de los efectos de los gases invernaderos.

La reunión discute sobre las causas, desarrollo y consecuencias del calentamiento global, al que acuden más de 20.000 personas de pueblos indígenas y movimientos sociales de los cinco continentes.