Belén Esteban da la cara

La Princesa del Pueblo ha salido de su encierro en su recién estrenado chalé de Para cuellos del Jarama. Tras una semana sin salir a la calle, Belén Esteban se ha decidido a llenar la despensa de su casa un día después de que su todavía marido apareciera reconociendo en televisión sus tres encuentros sexuales con Arantxa Contreras.

Como si de una auténtica ‘celebrity’ se tratase, Belén Esteban se encontró con una gran multitud de periodistas a las puertas de su casa. La Princesa del Pueblo salió por la puerta, detrás de su madre, y fue abordada por toda la prensa. “Por favor, ¿me dejais andar?”, no dejaba de repetir la colaboradora de televisión.

Mientras se dirigía al taxi que la esperaba en la puerta, Belén se negó a ofrecer declaraciones sobre la aparición de su aún marido Fran Álvarez en Sálvame Deluxe, así como la de Arantxa Contreras, la amante en cuestión, en el programa de la otra cadena.

A Belén Esteban parece no importarle en absoluto dónde está su hasta ahora marido y un día después de su aparición en el programa de Telecinco, la de San Blas salió a la calle para llenar la despensa y el armario de su casa. Belén es considerada la mujer más famosa de España y por ello despierta interés incluso cuando sale de compras.

“¿Y a mí que me dices?. Venga, dejadme un poquito ya, hijos…”, contestó antipática cuando la reportera le preguntó por Fran. La Princesa del Pueblo, a la que quizá la corona le esté empezando a pesar demasiado, se mostró seria, entristecida y de muy mal carácter cuando vio que de vuelta a su casa, una gran cantidad de periodistas la seguían esperando en la puerta.

“Yo no voy a comentar nada, que comenten quien lo ha hecho… Perdóname, ¿me dejáis entrar en mi casa?, que es una pasada esto”, pedía encarecidamente la colaboradora.