Beatriz Trapote, a lo Belén Esteban

No sólo les une el hecho de haber mantenido una relación con un torero que, además, pertenece a la familia Ubrique, sino que ambas colaboradoras de televisión tienen en común la experiencia de haber atravesado por el mal trago que supone una infidelidad de tu pareja y que, encima, todo salga en televisión, incluida la propia amante.

Muy afectada y sin poder contener las lágrimas, Beatriz Trapote mostraba su lado más sensible en El Programa de Ana Rosa. Tras la aparición en televisión de Rocío Aguas, la supuesta amante de su pareja, la periodista no ha podido reprimirse y ha roto a llorar desconsoladamente.

Con todo lujo de detalles, la supuesta amante de Víctor Janeiro se sentó en el plató de Sálvame Deluxe para contar su relación con el torero. Por su parte, la Trapote se ha negado a responder a las preguntas de sus compañeros y no ha querido confirmar su ruptura con Víctor, a quien ha dejado de defender.

“¿De qué sirve que yo me dejara los cuernos defendiéndole la semana pasada?. Siguen machacando. Si no hablo, no tendrán nada qué decir… No voy a dar ninguna explicación. No voy a responder a las preguntas porque no es el momento. No me encuentro bien”, declaró Beatriz.

Sin embargo, la periodista ha calificado este momento como nada más que un bache: “No tengo por qué preocuparme, que esto es un bache, que pasará, que el tiempo pone las cosas en su sitio, pero no puedo negar que estoy dolida y triste (…) A lo mejor he pecado de no ser prudente y ahora creo que tengo que serlo y cuando todo se solucione hablaré, pero ahora mismo no me encuentro como para poder hablar. Es algo muy personal, nosotros somos los que nos debemos las explicaciones y por ahora no quiero hablar”.

Víctor Janeiro no ha querido entrar en directo en El Programa de Ana Rosa, pero el diestro sí ha hablado con el equipo, a través del cual ha hecho llegar un mensaje a su novia: “Te apoyo, te mando un beso muy fuerte y te quiero”.