Ataque talibán a aeropuerto afgano termina con 46 muertos

El ataque perpetrado por los talibanes en el aeropuerto internacional de Kandahar concluyó, después de unas 20 horas de enfrentamientos con un saldo de 46 personas muertas, incluidos nueve combatientes de esa agrupación extremista.

El general Daus Shah Wafadar, comandante del 205 Cuerpo Militar, confirmó que las fuerzas de seguridad neutralizaron este miércoles 9 de diciembre a los extremistas que, equipados con armas pesadas y ligeras, atacaron la terminal aérea de Kandahar, la más importante del sur de Afganistán.

Al atardecer del martes 8 de diciembre, un grupo de talibanes disparó contra la puerta del acceso al aeropuerto para abrirse paso e ingresar a las instalaciones enfrentándose con el personal de seguridad y posteriormente se atrincheró con rehenes.

Las fuerzas de seguridad afganas arribaron al lugar e intercambiaron fuego con los talibanes durante 20 horas dentro del complejo aéreo, que alberga secciones civiles y militares, así como una base de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El Ministerio afgano de Defensa informó que en los hechos perdieron la vida 37 civiles -incluidos niños y mujeres- y nueve talibanes, mientras que otras 35 personas resultaron heridas, de acuerdo con despachos de la agencia estatal de noticias Afghan Islamic Press.

El movimiento fundamentalista Talibán reivindicó la responsabilidad del ataque contra el aeropuerto de Kandahar la víspera mientras estaban en curso los enfrentamientos.

El general Wadafar sostuvo que la agresión representa una enorme falla de seguridad, pues es un lugar fortificado y los atacantes fueron capaces de haber pasado previamente las armas que utilizaron en el interior sin que las fuerzas afganas lo notaran.

Incluso, la oficina de la OTAN en Kabul, capital de Afganistán, informó que dos mil soldados extranjeros estaban estacionados en el aeropuerto durante el ataque, reportó por su parte la agencia afgana de noticias Pajhwok.

Las autoridades anunciaron una investigación para determinar la falla de seguridad y fincar responsabilidades.
El ataque, durante el cual fueron suspendidos los vuelos y los pasajeros quedaron varados en el interior del complejo, coincidió con el viaje del presidente afgano Ashraf Ghani a Islamabad, Pakistán, para asistir a una conferencia multinacional sobre Afganistán.

La cita en la capital paquistaní tiene como objetivo revivir las conversaciones de paz con los talibanes, suspendidas de manera indefinida en julio pasado tras la noticias de la muerte del mulá Omar, quien fue líder del grupo fundamentalista.

El movimiento Talibán gobernó Afganistán entre 1996 y 2001, cuando fue derrocado por la guerra lanzada por Estados Unidos, que lo acusó de proteger a Osama bin Laden, entonces líder de la red Al Qaeda, responsable de los atentados en Nueva York y Washington en ese año.

En 2004 se convierte en una guerrilla que combate a los gobiernos de Afganistán y de Pakistán, donde mantiene actividad constante.