Asesinan a embajador ruso en Turquía

El diplomático ruso fue alcanzado por los disparos cuando estaba dando un discurso durante una exposición de fotos en la capital turca; “¡No se olviden de Alepo, no se olviden de Siria!, gritó el atacante

El embajador de Rusia en Turquía, Andrei Karlov, fue asesinado a balazos durante un evento en una galería de arte de la capital turca. El deceso del diplomático fue confirmado por la Cancillería rusa.

El agresor fue abatido por agentes turcos poco después del atentado, una de las reacciones más graves que se produjeron en Turquía como consecuencia de la guerra civil en Siria. “¡No se olviden de Alepo, no se olviden de Siria! A menos que nosotros estemos todos seguros, ustedes tampoco sentirán seguridad. ¡Vuelvan, vuelvan! Todos aquellos que comparen esta opresión y tortura pagarán por ello”, gritó el atacante tras balear a Karlov.

En las imágenes de televisión al momento del ataque, se ve al agresor, un hombre alto, vestido con traje oscuro, camisa blanca y una corbata negra, como si fuera un escolta. “Solo la muerte me llevará de aquí”, exclamó el hombre, después de gritar varias veces “Alahu Akbar” (Dios es Grande, en árabe).

El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso confirmó que el ataque fue perpetrado mientras el embajador ofrecía un discurso en la inauguración de una exhibición fotográfica. El diplomático ruso fue baleado cuando estaba dando un discurso.
La vocera de la cancillería rusa, Maria Zakharova, calificó como un “acto terrorista” el homicidio del embajador ruso en Turquía y anunció que el caso será elevado al Consejo de Seguridad de la ONU.

“Hoy es un día trágico para la diplomacia rusa. El embajador ruso fue herido mortalmente en un evento público en Ankara”, informó Zakharova.
Karlov fue trasladado a clínica cercana, pero falleció poco después como consecuencia de las heridas de bala.
Este incidente se produce en vísperas de una reunión en Moscú entre los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía para tratar sobre el alto el fuego en Alepo, al norte de Siria.

Un fotógrafo del diario Hürriyet, que estuvo en la sala de exposiciones cuando ocurrió el atentado, aseguró a la emisora CNNTürk que el embajador recibió entre cuatro y cinco disparos.