Arnoldo Alemán quiere ser presidente de Nicaragua en 2011

NICARAGUA-ALEMAN-SENTENCIAEl ex presidente de Nicaragua Arnoldo Alemán podría enfrentarse al líder sandinista Daniel Ortega en las elecciones presidenciales de 2011, de ganar las elecciones primarias liberales en las que presentará su candidatura, según se confirmó en Managua.

El ex mandatario liberal (1997-2002) confirmó al diario capitalino La Prensa que espera “quedar en la primera posición” en una elección primaria convocada por una eventual unidad de partidos liberales, que actualmente se encuentra en un proceso de negociación muy avanzada.

En la actualidad varias fracciones rojas, entre ellas, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), el Partido Liberal Independiente (PLI) y el Movimiento Vamos con Eduardo negocian un estatuto de unidad para enfrentar al gobernante Frente Sandinista en las elecciones presidenciales de noviembre de 2011.

Los actuales movimientos unitarios del liberalismo aparentemente avanzan bajo la mediación del obispo católico Abelardo Mata, quien preside la arquidiócesis de Estelí, 148 kilómetros al norte de la capital, uno de los obispos más influyente de la conservadora Conferencia Episcopal nicaragüense.

Y aunque la unidad de las diversas corrientes liberales aún no termina de concretarse, el ex presidente Alemán tiene lista desde ya su postulación en las primarias liberales, que se verificarían bajo un nuevo estatuto partidario y un nuevo padrón liberal conjunto.

Seguro de su triunfo en unas primarias liberales, Alemán dijo al rotativo que “si alguien se lanza a unas elecciones primarias y no piensa que va a ganar, que no se lance”.

De lograr sus propósitos, el ex presidente Alemán probablemente enfrentaría al eterno candidato sandinista, Daniel Ortega, habilitado para aspirar a un nuevo período presidencial gracias a una reciente resolución judicial rubricada únicamente por magistrados de su propio partido en la Corte Suprema de Justicia.

Arnoldo Alemán irrumpió en la política nicaragüense en 1990, cuando fue electo para la alcaldía de Managua en la casilla de la Unión Nacional Opositora (UNO).

Posteriormente postuló su candidatura en las elecciones generales de 1996 y tras derrotar a Daniel Ortega en esos comicios se convirtió en presidente de Nicaragua para un período de cinco años, caracterizados por graves actos de corrupción.

Durante el mandato de su sucesor liberal, Enrique Bolaños (2002-2007), Alemán fue procesado y condenado a 20 años de prisión por actos de corrupción durante su administración, cargos de los que finalmente fue absuelto en enero de este año.

Fue absuelto de los cargos en momentos en que liberales y sandinistas negociaban una nueva composición de la junta directiva de la Asamblea Nacional (parlamento), controlado desde ese momento por el Frente Sandinista.