AMPLIA DERECHA NACIONAL VRS. NEO-COMUNISMO INTERNACIONAL (por Max Brannon)

En el 2018 y el 2019 los diferentes institutos políticos leales a la Constitución, a la FAES, al sistema de libre empresa (nunca del todo bien instaurado en nuestro país y que debe democratizarse universalmente para que la existencia de oligarquías omnímodas no otorgue banderas legítimas al avance de la zapa revolucionaria ni en los cuarteles, ni en la cultura ni en el entramado universitario) y a Occidente no deben cometer el error rojo de dictadura intrapartidaria monolítica artificial pues así no podrían fácilmente vencer, y si lo hacen, no podrían sostenerse mucho tiempo contra la nueva ola del Socialismo del S. XXI, que ahora, respaldada por el jesuitismo y por el Vaticano mismo, piensan volver a ofrecer como Socialismo del Tercer Milenio.

No será ARENA la que envíe al FMLN al cementerio de los dinosaurios paleolíticos al que pertenece, SINO UNA AMPLIA COALICIÓN DE FUERZAS NACIONALES, ANTICOMUNISTAS, ANTIDELINCUENCIALES, PRO-MILITARES, PRO-CONSTITUCIÓN Y PRO-CLASE MEDIA. Pero antes de éso, ANTES DEL DÍA DE LA VICTORIA la tarea es evidente: Sustituir el Socialismo del S. XXI por el Nacionalismo del S. XXI. Donde entra el Sol, que salga despavorida la oscuridad. Método, Orden, Disciplina, Creer, Obedecer, Combatir, variedad de los nacionalismos, unidad en el combate a todo internacionalismo, financiero ó proletario.

Se equivocan quienes piensan que en América Latina y el Tercer Mundo, el Socialismo y el Comunismo son algo así como supersticiones decimonónicas y mitos desfasados de la Guerra Fría, pues el hambre es la peor de las consejeras y donde no abundan el pan ni las culturas productivas, menos aún la Gran Cultura, la humanista de griegos y romanos, que vivifica los cerebros y vuelve mutualistas los corazones para la acción solidaria en pos de objetivos comunes, sobrará la criminalidad organizada que ciertamente NO ENSEÑA A PENSAR EN ABSTRACTO COSA ALGUNA NI PERSIGUE OTRO IDEAL QUE LA DEPREDACIÓN PARA LA SUPERVIVENCIA, pero resuelve. Justo como el Marxismo, que viene siendo una “super-mara”, académica si se quiere.

En este clima de capitalismos de izquierda contra los de derecha y de capitalismo transnacional contra nuevos empresariados nacionales (que viene a ser lo mismo), el FMLN y dinosaurios trashumantes similares supervivientes de la Guerra Fría en Latinoamérica podrán tener el poder a duras penas un tiempo más, acaso retenerlo contra viento y marea a base de fraudes que, si se dan, se verán duramente golpeados (lo de “golpeados” nunca mejor dicho) por el incontenible poder de las masas populares respaldadas por las organizaciones intermedias de la sociedad civil que se mueven al margen, por debajo y por encima de los partidos políticos y por las Fuerzas Armadas tradicionales de cada país, que aún existen.

Significa que, en cada país que lucha por su “liberación”, únicamente el Partido Comunista y, si existiere, el Socialista, son vistos por ellos como medios acreditados, doctrinados, legítimos y con reconocimiento internacional para establecer la Constitución Revolucionaria y la Democracia Popular (dictadura de clase). Piensan PERPETUARSE EN SUS POSICIONES DE VENTAJA volviéndose estructuras monolíticas y ÚNICAS del pensamiento y de la acción social y electoral de las izquierdas, negando su pluralidad ahora ya evidente. Este error la oposición no lo cometa: Libertad en cómo OPONERSE, ya se dará la unidad en CÓMO GOBERNAR, mediante la debida obediencia.