Al menos cinco muertos por un coche bomba en un barrio de Hezbolá en Beirut

La explosión de un coche bomba en el barrio de Haret Hareik, un feudo del partido milicia Hezbolá en el sur de Beirut, ha matado a al menos cinco personas y ha herido a una veintena, según la edición digital del diario libanés Daily Star.

La explosión se produjo a tempranas horas y según las cadenas de televisión tuvo lugar en la antigua sede de la televisión Al Manar, portavoz del grupo chií, que fue sido destruida por Israel en la guerra de 2006. La explosión ha dañado decenas de coches y edificios en esta zona residencial y comercial muy densamente poblada.

Hace solo unos días, el 27 de diciembre, otro coche bomba mató en el restaurado centro de la capital libanesa al exministro Mohamed Chatha y a varias personas más. Chatha había destacado por sus críticas a Hezbolá y a su aliado el presidente sirio, Bachar el Asad. Muy cerca de allí fue asesinado en 2005 el exprimer ministro Rafik Hariri, del que Chatha era un estrecho colaborador.

La guerra civil en la vecina Siria ha agravado las omnipresentes tensiones entre los dos grandes bloques políticos libaneses: los prosirios encabezados por Hezbolá, por un lado, y los antisirios y prosaudíes aglutinados en la coalición 14 de Marzo, que lidera el hijo del asesinado Hariri y que también fue primer ministro, Saad Hariri.