A Lindsay Lohan le vuelve a parar la Policía

Lindsay Lohan atrae los problemas aunque no se lo proponga. Días después de que le fuese devuelta la licencia de conducir, fue vista por la Policía mientras se saltaba un stop al circular con su coche por Los Angeles. Por suerte, lo único que recibió Lohan fue una advertencia.

Saltarse un stop en algún momento de la vida es más que probable, pero es un caso aparte cuando se trata de Lindsay Lohan. La estrella de Machette había salido del centro de rehabilitación el martes pasado después de haber cumplido condena por conducción bajo el efecto del alcohol o las drogas, pero no han hecho falta más que tres días tras aquello para volver a infringir las normas.

Según informa TMZ, la actriz se dirigía el viernes a las 23:00 a Chateau Marmont, en Los Angeles, cuando la Policía la detuvo al observar que se había saltado un stop. Lohan recibió un aviso por parte de la autoridad y pudo continuar su camino.

A pesar de su historial como mala conductora, la actriz solicitó una nueva licencia de conducción ya que había cumplido la condena que le había impuesto la Juez por conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas en 2007 y que le supuso pasar 13 días en prisión y 23 en rehabilitación.

Ahora que la Lohan parece estar siguiendo un buen camino como ciudadana, parece que algunos de sus amigos están intentando llevarla de nuevo a la mala vida. “Han estado llamándola sin parar y Lindsay ha estado hablando con ellos”, aclara un allegado, que teme que Lindsay se vuelva a acercar a ellos ya que “podrían llevarla lejos del buen camino”.