8 millones de personas quedaron dagnificadas tras terremoto de Nepal

nepalLa cifra de muertos por el devastador terremoto que asoló Nepal el fin de semana ya supera los 5.000, según los últimos datos anunciados por las autoridades nepalíes, mientras que cerca de ocho millones de personas resultaron afectadas, informaron fuentes de Naciones Unidas.

“Tenemos recursos y equipos limitados”, admitió el primer ministro Sushil Koirala en un mensaje dirigido este martes al país.

“Pero estamos aprendiendo de nuestras debilidades e intentando hacer lo mejor por acelerar la misión de rescate”, aseguró.

El Centro Nacional de Operación de Emergencia cifró las víctimas mortales en 5.057 y en 10.915 los heridos. Además, 454.769 personas están desplazadas dentro de Nepal, en tanto que el gobierno ha decretado tres días de luto nacional.

Koirala aseguró que el gobierno está haciendo lo posible para proveer tratamiento gratuito e inmediato a todos los heridos y destacó la colaboración de 15 países en las tareas de rescate.

No obstante, según datos difundidos hoy por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Nueva York, de los 8 millones de damnificados, más de 1,4 millones necesita alimentos, además de agua y alojamiento. También se precisan tiendas médicas, medicamentos y material quirúrgico.

El grueso de los afectados está en Nepal, si bien el sismo de magnitud 7,8 en la escala de Richter, el más fuerte en el país en los últimos 80 años, también dejó muerte y destrucción en las vecinas China e India, donde fallecieron 25 y 72 personas, respectivamente.

De todas maneras se teme que el número real sea más alto, pues muchas carreteras permanecen bloqueadas y las comunicaciones interrumpidas.

Por primera vez el gobierno nepalí admitió además públicamente que no estaba preparado para hacer frente a un terremoto de estas características pese a que había habido alertas.

“No estábamos preparados para un desastre de esta magnitud”, señaló hoy el ministro del Interior, Bam Dev Gautam, en la televisión estatal.

Sin embargo, poco después el jefe de gobierno Koirala alentó a la población y aseguró que pronto se iniciará la etapa de reconstrucción, por lo que los sitios tradicionales de la cultura nepalí que quedaron destrozados también serán recompuestos.