Glasswing International realizo Gala Benéfica para niñez y juventud

La gala en la ciudad de Nueva York recaudó $675,000 para programas de educación y salud

 

Glasswing International, una organización sin fines de lucro que brinda acceso a educación de calidad y espacios seguros a niños y niñas de Centroamérica, celebró  su cuarta Gala Benéfica Anual en la ciudad de Nueva York, recaudando $675,000, un récord histórico para la organización.

 

La invitada especial fue la periodista y productora independiente María Elena Salinas, quien dio un discurso de apertura. La actividad, además, rindió homenaje a Jane Fraser, directora ejecutiva de Citi Latinoamérica, por el notable trabajo de Citi y Fundación Citi con la iniciativa Pathways to Progress en El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. En el evento, Jane anunció el compromiso de la Fundación Citi de brindar $1 millón de dólares para continuar con los programas de Glasswing.

 

“En nuestro trabajo, vemos niños que enfrentan desafíos a diario, algunos parecen imposibles de superar. Vemos cómo el potencial de estos jóvenes se ve obstaculizado por factores externos como la violencia y la falta de oportunidades. Sin embargo, también vemos que, cuando los niños tienen acceso a educación de calidad, espacios seguros, mentoría y una comunidad que cree en ellos, podemos descubrir su potencial y realmente transformar sus vidas”, dijo la cofundadora de Glasswing, Celina de Sola.

 

A principios de este mes, Celina fue seleccionada para unirse a la clase inaugural de Fellowship de la Fundación Obama: un grupo de 20 innovadores cívicos de todo el mundo que fueron seleccionados de más de 20,000 solicitantes de 191 países. Más de 300 líderes empresariales, figuras sociales y diplomáticos fueron recibidos por los cofundadores de Glasswing Celina de Sola, Ken Baker y Diego de Sola. Además, en la gala participaron Carmen Busquets, Jana Pasquel de Shapiro, Olivier Sarkozy y Chris Varelas, así como del embajador de Glasswing Fernando Palomo.

Los asistentes también escucharon a Ana, una estudiante de 17 años de las Escuelas Comunitarias de Glasswing, actualmente inscrita en el programa L.E.A.D. (Liderazgo, Emprendimiento y Desarrollo, por sus siglas en inglés), apoyado por la Fundación Citi. Ana habló sobre su experiencia como joven en Guatemala y cómo su futuro cambió desde que se unió a esta iniciativa que la ha ayudado a convertirse en microempresaria. “A través del programa, aprendí cómo dirigir mi propio negocio y cómo hacer un presupuesto. Ahora sé cuánto debería ganar según lo que produzco. Ya no soy tímida, ya no soy insegura, ya no tengo miedo de buscar oportunidades y he aprendido a tener confianza en mis decisiones”, dijo.