Tour 2017 | Etapa 5 Primer envite montañoso en la ya famosa Planche des Belles Filles

Sin tiempo para digerir la descalificación de Peter Sagan el Tour de Francia 2017 debe continuar sin mirar atrás.

La cota de primera categoría más famosa del macizo de los Vosgos es el primer test de esta edición. Inscrita ya en el libro dorando de la ronda gala, la Planche des Belles Filles acostumbra a proporcionar espectáculo y a encumbrar a los grandes ciclistas. Así lo ha hecho en las dos ocasiones que acogió un final de etapa en el Tour.

Este año llega antes de lo habitual, en la etapa 5. Sus casi 6 kilómetros de subida, con una pendiente media del 8,5 % pero con porcentajes que pueden llegar, en su parte final, al 20 %, marcarán un momento importante en la ronda gala.

Sin descartar que la etapa pueda decidirse en una escapada, los pretendientes a la clasificación general tienen un terreno propicio para comenzar a marcar distancias en el caso de los Sky, o a recortar distancias en el caso de todos los demás.

No hay comentarios