¿Cuál es el acontecimiento deportivo con más público?

Pues depende de lo que entendamos por acontecimiento y por público, es decir, si acontecimiento es, por ejemplo, un campeonato completo o un solo partido; o si público es la persona que paga una entrada, presencia in situ el hecho aunque sea gratis o si es simplemente un espectador por televisión.

Son definiciones difíciles de establecer, pero la mayoría coincide en señalar a los Juegos Olímpicos y al Mundial de fútbol como la primera y la segunda tanto por entradas vendidas como por telespectadores.

Sobre el tercer puesto ya hay más discrepancias. Son varios los acontecimientos que se venden con ese reclamo, como el Mundial de Rugby o el Tour de Francia, en el primer caso siguiendo el esquema de los anteriores grandes campeonatos: cada cuatro años en una sede diferente.

Pero si consideramos de forma independiente un acontecimiento con inicio y final en el mismo día, de nuevo hay bastante acuerdo en destacar a determinadas etapas de la prueba ciclista que recorre desde hace más de un siglo más de 3.000 kilómetros por las carreteras francesas durante el mes de julio.

Por ejemplo, la primera etapa del Tour de 2014, disputada en Inglaterra, se estima que fue vista sobre el terreno por dos millones de personas. Pero acontecimientos especiales al margen como aquel fuera del Hexágono, habitualmente son las etapas de montaña las más concurridas.

El puerto más popular, el Alpe d’Huez, atrae a tanta gente que los accesos se cierran a veces con varios días de antelación.