Comunidad Jesuita pide conmutación de pena para Benavides

La solicitud de que se conmute la pena para el coronel Guillermo Alfredo Benavides, militar condenado por el asesinato de los Sacerdotes Jesuitas y dos colaboradoras de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), durante la ofensiva de 1989, fue hecha por la comunidad jesuita en El Salvador, en representación de los familiares.

Esta solicitud se ampara en que se debe implementar la justicia transicional y deben ser los autores intelectuales los que paguen por el delito.

Benavides fue condenado en 1991 a 30 años de cárcel y a reparar los daños.
Por lo que la comunidad jesuita cree que Benavides cumplió, ya que fue el único condenado.

Los jesuitas asesinados fueron Ignacio Ellacuría, Rector de la UCA, Segundo Montes, Ignacio Martín Baro, Juan Ramón Moreno, Amado López (todos de nacionalidad Española), como también el padre Joaquín López y López y las colaboradoras Elba y Celina Ramos.

El perdón cristiano se les otorgó a los autores de los asesinatos, afirmó el padre
José María Tojeira, Director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA).

Sin embargo, el perdón legal llega si hay muestras de que el victimario tiene una base de arrepentimiento o por razones de edad, como en el caso de Benavides

La solicitud de conmutación es porque Benavides ya cumplió 4 años de cárcel, de 30 a los que fue condenado.

Tojeira no descartó que solicitará la apertura del caso, pero no en contra de los 17 imputados que fueron ya procesados, sino en contra de los autores intelectuales de la masacre que aparecen en el Informe de la Comisión de la Verdad y son Juan Rafael Bustillo, Juan Orlando, Zepeda, Inocente Montano y Francisco Elena Fuentes.

La reapertura contra de los autores intelectuales debe ser bajo una Ley de Justicia Transicional, que es estudiada en la Asamblea Legislativa.

Y explicó que esta se basa en que no pase por un proceso penal, sino que las partes involucradas puedan esclarecer los hechos, además que conlleve a que los victimarios reconozcan los hechos y pidan perdón por los hechos cometido.

Esta solicitud de conmutación de pena se realizó en la Dirección Jurídica del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, para luego ser enviada al titular de la entidad y luego a la Corte Suprema de Justicia y el Ejecutivo, para su evaluación y posible admisión.