El papa dice estar “en paz” al confrontar la corrupción en el Vaticano

El papa Francisco dijo que está en paz consigo mismo y que no toma “tranquilizantes” mientras lidia con la corrupción en el Vaticano y casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes.

“Existe corrupción en el Vaticano, pero estoy en paz”, declaró a líderes de órdenes religiosas con los que se reunió en noviembre pasado, según una transcripción publicada.

“Nunca laven sus manos de problemas”, agregó, según el diario jesuita Civilta Cattolica.
En su elección en 2013, Francisco recibió el mandato de enfrentarse a los escándalos financieros en departamentos del Vaticano, principalmente en el banco de la Santa Sede.

Creó un nuevo Ministerio de Economía para centralizar las operaciones, fortaleció el poder de la Autoridad de Inteligencia Financiera del Vaticano y designó a un auditor general.
Aunque los supervisores internacionales han aplaudido la mayor transparencia en las finanzas del Vaticano, ha habido menos elogios por su manejo de la crisis de abusos sexuales que han afectado a la Iglesia durante décadas.

En la reunión, el papa dijo que el abuso sexual de niños por parte de sacerdotes es “una clara señal de que el diablo está operando para destruir el trabajo de Jesús a través de aquellos que deberían estar proclamando a Jesús”.

Esta “enfermedad” debe ser identificada de forma temprana, agregó, y los seminaristas tienen que ser mejor evaluados para aislar a posibles abusadores.
Francisco afirmó que los seminarios no deberían aceptar a candidatos que hayan sido rechazados o expulsados de otras instituciones. Los que defienden la protección de los menores sostienen que eso ha sucedido en el pasado.

No hay comentarios