Presidente Funes dice que no venderá deuda a Venezuela

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, rechazó una propuesta del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), de venderle a Venezuela la deuda exterior, de unos 13.000 millones de dólares.

Funes confirmó que el FMLN le planteó la propuesta, pero también aclaró que Venezuela no ha dado “señal” de que tenga interés en adquirir la deuda salvadoreña, que según el Ministerio de Hacienda ronda el 52 % del producto interior bruto (PIB).

Recientemente Roberto Lorenzana portavoz del FMLN, dijo que el Gobierno debería negociar la deuda con Venezuela porque “es impagable” y esa operación sería una salida a las dificultades financieras del país.

“no vamos a buscar venderle nuestra deuda a Venezuela, como ha planteado el FMLN”, afirmó Funes.

“Es una propuesta que el FMLN me ha planteado, tanto en público como en privado; en presencia del Ministro de Hacienda, en una reunión con dirigentes del FMLN, me la plantearon”, confirmó el jefe de estado.

El mandatario señaló que, tras estudiarla, llegó se convenció de que “no es lo más conveniente para el país, buscar una renegociación de la deuda y mucho menos con Venezuela”.

Porque según Funes “Eso implicaría, que los 13.000 millones de dólares que debe el país ya no se los debamos a la banca multilateral, que nos ha ofrecido condiciones favorables para honrar ese compromiso, sino que se lo debamos a un solo país”.

“Yo no he recibido tampoco hasta el momento ninguna señal por parte del Gobierno de Venezuela, ni del presidente de Venezuela, (Hugo Chávez), de que pueda tener interés en comprarle la deuda a El Salvador”, aclaró el mandatario salvadoreño.

“No nos conviene renegociar o buscar una renegociación de la deuda por el mensaje que enviamos, de inestabilidad, frente a nuestros acreedores”, enfatizó.

Funes reiteró que ante los problemas fiscales que afronta su Gobierno busca renegociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el acuerdo cautelar o stand-by vigente desde 2010, que le da acceso al país a un fondo de 750 millones de dólares.

Ese fondo sigue disponible para El Salvador en caso de una “crisis de liquidez”, pero a pesar de las dificultades todavía no lo necesita, reafirmó.

El déficit fiscal alcanzó en 2011 el 4 % del PIB, aunque la meta acordada con el FMI era del 3,5 %, y para este año se prevé un 2,7 %, según el ministro Cáceres.