Presidente Funes asiste a celebración del día del soldado

El Presidente de la República, Mauricio Funes, encabezó el acto de celebración del Día del Soldado Salvadoreño y del 188 aniversario de fundación de la Fuerza Armada.

El mandatario, quien estuvo acompañado por la Secretaria de Inclusión Social y Primera Dama de la República, Vanda Pignato, y del ministro de Defensa, General Atilio Benítez, destacó en su discurso la “gran capacidad de la Fuerza Armada salvadoreña para adaptarse a los tiempos y para escuchar la voz del porvenir”.

En el acto se desarrolló la juramentación de 103 caballeros y 13 señoritas cadetes del primer año de estudios y el mandatario hizo entrega del Bastón de Mando al General de División Cesar Adonay Bonilla, quien asumió oficialmente como Jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada.

El mandatario entregó estatuillas en cobre y bronce a oficiales generales y superiores como reconocimiento por sus 30 años de servicio.

El Presidente Funes, quien constitucionalmente es el comandante general de las Fuerzas Armadas, resaltó que esta institución que “hace apenas poco más de dos décadas se debatía en una guerra entre hermanos, hoy es protagonista de la buena batalla por la paz”.

El jefe de Estado aprovechó la ocasión para agradecer a los elementos de la Fuerza Armada por el desempeño en las tareas de acompañamiento a la Policía Nacional Civil en el combate a la delincuencia.

También manifestó que ya firmó el decreto para extender el mandato que autoriza la participación de la Fuerza Armada en tareas de seguridad.

“Nuestra Fuerza Armada ha demostrado con creces que está a la altura de la tarea que se le ha encomendado. Ha demostrado valor, tenacidad y eficiencia y coraje en su desempeño”, afirmó el gobernante y también agradeció a las fuerzas policiales por la lucha contra la inseguridad.

En el 188 aniversario de fundación de la Fuerza Armada, el Presidente Funes destacó que esta institución es “respetuosa del orden institucional, garante de ese orden, como asimismo es también respetuosa de los derechos humanos y garante de su vigencia plena”.