Establecen en Guatemala pacto por seguridad, justicia y paz

Agencia Prensa Libre- El Pacto por la Seguridad, la Justicia y la Paz fue establecido por los tres poderes del Estado en Guatemala, que incluye el diseño e implementación de 12 programas.

Esas acciones están encaminadas a prevenir la violencia y combatir la criminalidad, como lo exige la ciudadanía, mediante la integración del trabajo institucional y social a favor del bienestar nacional.

Lo suscribieron los presidentes del Ejecutivo, Otto Pérez Molina, el Congreso, Gudy Rivera, y el Organismo Judicial, Thelma Aldana.

Representa un punto de partida para la integración de los poderes y la sociedad civil en el desarrollo estratégico de una cultura de paz y seguridad, que permita a los ciudadanos contar con un sistema de justicia pronta y eficaz, según Pérez Molina.

Los programas de este tercer pacto de nación prevén focalizar los esfuerzos a niveles de hogares, barrios, ciudades, municipios y departamentos para hacerlos seguros.

Contemplan las autoridades el impulso de herramientas tecnológicas y científicas para mejorar la confiabilidad en elementos de prueba hacia el esclarecimiento de casos penales y prevención del delito.

El eje central para las instituciones encargadas de la seguridad ciudadana es la recuperación de la paz, con profesionalismo, para proseguir la lucha contra la delincuencia utilizando criterios de responsabilidad compartida.

De acuerdo con el ministro de Gobernación, Mauricio López, este es un compromiso asumido para dar viabilidad a todas las políticas y planes que encajen en las necesidades de seguridad.

Es un llamado a la buena fe y buena voluntad de los actores a comprometernos en actividades conjuntas que permitan trabajar en una relación armónica entre los miembros de la sociedad y las políticas públicas, agregó.

Aunque el Pacto pretende mejorar la seguridad y justicia para los guatemaltecos a largo plazo, el próximo fin de semana la cartera del Interior realizará las primeras acciones concretas, explicó Pérez Molina.

El mandatario mencionó la implementación de un plan piloto para identificar una de las barriadas más afectadas por la violencia donde las autoridades intervengan y promuevan un denominado Barrio Seguro.

Uno de los principios planteados para aplicarlo es la pertinencia cultural por ser Guatemala un país pluricultural, multilingüe y multiétnico, de manera tal que las acciones derivadas deberán corresponder a las diversas realidades del territorio nacional.
Para ello se considerarán usos y costumbres locales para implementar estrategias y promover la riqueza cultural y la sabiduría ancestral de los pueblos autóctonos.

La Presidencia, un gabinete específico, un equipo asesor técnico y un foro permanente serán las instancias que velarán y evaluarán los resultados de los proyectos del Pacto.