Atentados en Bogotá deja al menos cinco muertos y 25 heridos

Un atentado ocurrido en el sector norte de Bogotá, la capital colombiana, dejó al menos cinco muertos y 19 heridos, según han confirmado las autoridades. Los hechos se presentaron en la calle 74 con Avenida Caracas, dentro de una buseta verde de transporte público.

Entre los heridos se encuentra el exministro colombiano de Justicia, Fernando Londoño Hoyos, quién es tratado en la clínica del Conuntry por un trauma craneoencefálico y contra quien estaría dirigido el atentado, según hipótesis preliminares.

Londoño sufrió un trauma encefálico leve, y una lesión cerrada que le produjo entrada de aire y sangre en el pulmón, conocida como hemoneumotórax, lo que se resolvió con un tubo que le drenó la sangre. Además, sufrió una lesión en la clavícula y tímpanos afectados.

Aunque versiones iniciales daban cuenta de que era un carro bomba, según reporta el alcalde mayor de Bogotá, el atentado, dirigido contra el exministro Londoño, fue perpetrado por una persona que pasó caminando y colocó el artefacto explosivo en el vehículo segundos antes de que explotara.

“Hay un capturado y videos. En este momento está la administración distrital y el mando de la policía en el PMU (Puesto de Mando Unificado) en el sitio de los hechos”, declaró Petro a través de su cuenta en Twitter.

Sin embargo, el general Rodolfo Palomino, director de Seguridad Ciudadana, entrega un parte de 25 heridos y dos muertos.

Las autoridades implementaron restricciones inmediatas para mantener la seguridad de la ciudad. Entre las principales medidas está la suspensión de las clases en universidades públicas y privadas, varias de las cuales se encuentran cerca al lugar del incidente; se prohibió la circulación de motocicletas con dos personas a bordo; se restringieron los objetivos de mudanzas y se realizan operativos preventivos en todo el perímetro de la ciudad.

También ofrecieron una recompensa cercana a los $50 mil dólares por información que conduzca a esclarecer los hechos y capturar a los otros responsables del acto terrorista.

Por su parte, el general Luis Eduardo Martínez, afirma que hasta el momento son tres los fallecidos, mientras que el presidente Juan Manuel Santos condenó el atentado “de la manera más enérgica. No entendemos cuál es su propósito pero tengan la seguridad de que el Gobierno no se va a dejar descarrilar por estos actos terroristas”, dijo el mandatario en un acto público.

Mientras tanto, las autoridades afirman que una buseta que se encontraba junto al vehículo del exministro, también tenía cargas explosivas que no fueron activadas,

“Los terroristas no cesan en su interés de querer acabar con Colombia somos más los que queremos que el país siga adelante. En este momento está siendo atendido el ex ministro Fernando Londoño. 8 traslados confirmados y una persona que desafortunadamente murió”, dijo el secretario de Salud de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, a los pocos minutos de presentarse el hecho.

Otro atentado desactivado

La policía colombiana desactivó este martes 15 de mayo de 2012 un atentado de las FARC en el que un coche bomba estaba supuesto a explotar frente al edificio de la policía en Bogotá.

De acuerdo al comandante de la Policía en la capital colombiana, general Luis Martínez, el vehículo un Renault 9 de color verde, “tenía tres celulares conectados a los explosivos”, con un señuelo y al menos dos sistemas de activación.

Contenía 38 kilos de explosivos y dos de metralla.

Agregó que la información que se recibió daba cuenta de que el automóvil sería colocado en las instalaciones de la dirección de la Policía de Bogotá “y efectivamente lo encontramos muy cerca”, en un sector residencial conocido como Eduardo Santos, en el centro de Bogotá.