Aliados por la Democracia en contra del comunicado publicado por el primer órgano del Estado

Aliados por la Democracia en contra del comunicado publicado por la Asamblea Legislativa en los medios de comunicación el pasado viernes 18 de mayo.

Dicho pronunciamiento, publicado a nombre de la Asamblea Legislativa, advierte sobre un choque entre los poderes del Estado, ante una posible resolución de la Sala de lo Constitucional sobre la reciente elección de los magistrados de la de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El grupo considera que la institucionalidad del país se ha visto vulnerada señalando que algunos partidos políticos de la Asamblea están haciendo injerencia en las funciones CSJ y el fiscal general.

Por lo que consideran que es inaceptable utilizar los recursos y el nombre de la Asamblea Legislativa para defender intereses personales y de grupos, minando y poniendo en grave riesgo la estabilidad democrática del país, a través de expresiones sin fundamento real, a fin de menoscabar la independencia de la Sala de lo Constitucional.

Aliados por la Democracia consideran que es rechazable que este reducido grupo de personas intente orientar la dirección de las resoluciones de un proceso que es normal en cualquier país democrático, entrometiéndose en las competencias que, de conformidad a la Constitución, le corresponden a la Sala de lo Constitucional.

Agregando que a la Asamblea Legislativa únicamente le corresponde darse por notificada de las demandas de inconstitucionalidad contra la elección de Magistrados de la CSJ y contestar en el plazo que la ley establece.

Por lo que seguros que en esta ocasión, igual que ha sucedido en el pasado reciente, la Sala de lo Constitucional resolverá de manera ética y transparente, apegados a los principios de la Constitución de la República.

Asimismo, reconocen que dicha Sala es la única instancia facultada para emitir juicio y ventilar decisiones como la excusa de Magistrados de la misma Sala en las demandas de inconstitucionalidad.

Finalmente realizaron un llamado a no instrumentalizar los Órganos del Estado, los cuales deben trabajar de manera armónica, respetando las competencias y límites que les establece la Constitución de la República, evitando poner en peligro la estabilidad democrática e institucional del país.