Fuerte debate causo la ratificación del matrimonio

En las afueras de la Asamblea Legislativa, diversos grupos sociales se manifestaron en dicho lugar a favor y en contra de la enmienda constitucional que prohíbe los matrimonios entre personas del mismo sexo.

La Asamblea Legislativa no logró aprobar la enmienda constitucional que establece la exclusividad del matrimonio entre hombre y mujer “así nacidos”, y mediante la cual se prohibiría la adopción de menores para matrimonios homosexuales que hayan sido aprobados en otros países.
La enmienda contó con 48 votos a favor. El partido FMLN no emitió sus votos como lo había anunciado durante el transcurso de la semana. Con esta cantidad de votos no se logra una resolución favorable porque son necesarios 56 votos.

Mientras se desarrollaba la discusión al interior del pleno legislativo, en las afueras del mismo, grupos sociales solicitaban a los parlamentarios la pronta aprobación de la modificación, y otros, representantes de la comunidad homosexual salvadoreña, abogaban por la unión matrimonial no exclusiva entre hombres y mujeres.

El dictamen 130 pretendía modificar los artículos 32, 33 y 34 de la Constitución de la República que estipula el matrimonio entre hombres y mujeres “así nacidos”.

El diputado de ARENA, Roberto D’Aubuisson, fue el primero en solicitar permiso para exponer su punto de vista sobre los cambios propuestos a la Constitución República ante el pleno legislativo.

D’Aubuisson enfatizó que era necesario demostrar coherencia con los acuerdos tomados en la legislatura de 2009, cuando todos los partidos políticos, incluyendo al FMLN, acordaron ratificar las reformas a la Constitución de la República.

El FMLN se negó a ratificar las reformas sobre el régimen de familia, por considerarla innecesaria, debido a que en la Constitución de la República y el Código de Familia está establecido que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer.

Asimismo el partido del Gobierno, consideró la enmienda una “operación política electoral” promovida por reconocidos activistas del partido ARENA con el objetivo de lograr más votos durante los próximos comicios del 11 de marzo.

Representantes de las iglesias evangélicas y organizaciones sociales estuvieron presentes en el salón Azul; así también estuvieron representantes de la comunidad Gay. Por ahora esta ratificación vuelve a la su respectiva comisión
.