Nueva operación de Chávez abre período de incertidumbre antes de elecciones

Agencia AFP -La próxima operación a la que será sometido el presidente venezolano, Hugo Chávez, según dijo en la misma zona donde le fue extirpado un tumor cancerígeno en 2011, abrió el miércoles un nuevo período de incertidumbre en el país, previo a los comicios de octubre en los que busca la reelección.

Chávez viajará a La Habana esta semana para que los mismos médicos que le operaron de un tumor en junio del año pasado le extraigan una “lesión” que tiene una “alta” probabilidad de ser cancerosa, según adelantó el martes. El mandatario es el único autorizado a hablar públicamente del tema de su cáncer, del que aseguró haberse recuperado en octubre.

La “lesión”, de casi dos centímetros de diámetro, fue detectada durante unos exámenes médicos en La Habana, dijo el mandatario, quien hasta ahora no ha revelado la naturaleza ni ubicación del cáncer que contrajo.

El presidente no informó del momento exacto de la operación y tiene previsto encabezar un acto en su apoyo en el teatro Teresa Carreño, uno de los principales de Caracas, según una convocatoria de la Presidencia.

Chávez, de 57 años, no utilizó la palabra “tumor” para describir ese mal que puede ser “benigno o maligno” y negó a la vez sufrir metástasis, es decir, una reproducción del cáncer en otros órganos del cuerpo.

Según explicó a la AFP el oncólogo Carlos Dzik, del Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, se puede tratar de “un fenómeno en el que el tumor inicial fue retirado, pero por alguna razón, células de este tumor que contaminaban la región no fueron retiradas y vuelven a crecer luego de cierto tiempo. Es lo que llamamos una recurrencia local del tumor”.

Al anunciar su nueva dolencia, el presidente admitió que de resultar maligna entraría en otra fase, “seguramente de radioterapia focalizada” y que eso le “frenaría” en su agenda de cara a los comicios.

Pero “independientemente de mi destino personal, la revolución (socialista) ya tiene su impulso y nada ni nadie podrá detenerla”, dijo Chávez, que sigue gozando de una alta popularidad, 13 años después de su llegada al poder.

Para el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, esta nueva complicación de la salud del jefe de Estado “puede generarle un efecto temporal de solidaridad popular” pero deberá buscar “nuevas ideas, compensadores” de su enfermedad de cara a los comicios.

El vicepresidente Elías Jaua, el canciller Nicolás Maduro, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y el gobernador de Barinas (oeste) y hermano del mandatario, Adán Chávez, son los nombres que suenan con más fuerza para sucederle.

El nombramiento del nuevo vicepresidente, previsto para cuando Jaua inicie su campaña electoral como candidato a la gobernación de Miranda (norte) en los comicios regionales de diciembre, podría ser una señal.

Después de ser operado en junio, el mandatario fue sometido a cuatro ciclos de quimioterapia, tres de ellos en La Habana y uno en Caracas.