Iglesias Evangélicas realizaron foro

La Alianza Evangélica de El Salvador realizo su reunión mensual, esta vez estuvo de invitado el Magistrado de la Corte de Suprema de Justicia, Florentín Menéndez, que expuso el tema los retos de la justicia en El Salvador.

La Alianza Evangélica de El Salvador considera que la justicia es un tema que ocupa fuertemente la agenda de la iglesia evangélica, porque para ellos es un principio divino a cual están encomendados; por lo tanto consideran que la iglesia nunca será agenda a lo que es el tema de la justicia.

“Estamos preocupados por el tema de violencia que el país está pasando y deseamos que toda la sociedad se involucre a la solución de este problema, no vemos aisladamente el tema de justicia y el tema de violencia, ni pensamos que es responsabilidad exclusiva de los que administran la justicia y formulan las leyes para luego ser aplicadas, sino de toda la sociedad y todos debemos de involucrarnos”, manifestó el representante de Alianza Evangélica de El Salvador, Jorge Cervantes.

Por su parte el Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Florentino Menéndez habló sobre de las necesidades de modernizar el órgano judicial, pero también recalco que esta actividad realizada es un llamado para que se involucren otros sectores en este profundo problema que tiene el país.

Representante de Alianza Evangélica de El Salvador, Jorge Cervantes.

¿La iglesia como puede aportar a solucionar este problema de país?

La iglesia tendrá que hacerlo en las dos grandes áreas que son la preventiva y la coercitiva, la iglesia se va ubicar siempre en la parte preventiva y tiene la capacidad suficiente para sugerir, el talento y las ideas suficientes para poder llevarlas hasta donde son aplicables y colaborar con cada una de las organizaciones que están en el tema de prevención, pero más importante aun la iglesia va a continuar haciendo lo que mejor hace y es ayudar que las personas cambien de aptitud usando los principios que la biblia nos da y los principios que el señor nos ofrece en su palabra.