“Hoy por hoy nuestra única fábrica de empleo son las aceras y las calles de muchas ciudades de este país”

Pedro Julio Hernández, dirigente de la Coordinadora Nacional de Vendedores
Tras las protestas organizadas por cientos de personas que se identificaron como vendedores del sector, Pedro Julio concedió una entrevista donde da su opinión acerca de la problemática, a la que califica como una lucha socioeconómica.

¿Cuál es el análisis de la lucha?

Es una lucha con todas las características sociales, socioeconómicas y humanas de mucha gente pobre de este país, lamentablemente los alcaldes y la mayoría de interesados como la empresa privada, especialmente la gran empresa abordan el tema de los vendedores desde el punto de vista del efecto y no de la causa, debemos estar claros que el fenómeno de los vendedores es un efecto ante la falta de empleo en este país, porque todos los días cierran fuentes de empleos, entonces la gente lo único que tiene como posibilidad para seguir llevándole la comida a sus hijos es irse a vender o irse a Estados Unidos. Arriesgándose a muchas cosas malas.

¿Qué ha pasado en San Salvador?

El fenómeno de las ventas no es solo en San Salvador; la capital es como la parte mas visible, pero hoy en las diferentes colonias, un día domingo no pasan menos de 10 ó 15 vendedores ofreciéndole desde enchiladas, ginas, licras, perfumes, cobijas etc. Es un fenómeno real de falta de empleo.

¿Por qué no hay un acuerdo entre vendedores y el alcalde de San Salvador?

No existe dialogo porque el alcalde no quiere dialogar, nosotros hemos pedido dialogo durante bastante tiempo y ¡lamentablemente! no hemos sido escuchados, es decir, el alcalde está mintiendo cuando dice que está ordenando la ciudad, el está desalojando a los vendedores de la capital, que es otra cosa. Se habla tanto del tema de lo que ha hecho él, pero yo no he visto ni un medio que vaya y haga un reportaje del lugar donde están los vendedores que él ha quitado, porque no existen.

¿Usted cree en Norman Quijano?

No podemos creer en él cuando primero desaloja vendedores y luego anda buscando alternativas, no podemos creer en él de esa forma.

¿Cree en la palabra de Norman Quijano cuando dice que no hay un trasfondo?

¿Quién no sabe en este país que el fenómeno de las ventas en la calle es producto de la falta de empleo y oportunidades?; si hay un trasfondo es de hambre, de miseria, de pobreza, ese es el trasfondo que hay.

¿Es esta una lucha de poderes económicos?

El alcalde Norman Quijano está al servicio de los grandes, el alcalde Norman Quijano no es cierto que está poniendo bonita la ciudad, estamos a poco de inaugurar “la ciudad de los barriles”, él está al servicio de limpiarle las calles a la gran empresa para que vengan a poner sus grandes almacenes.

¿Cuál es su propuesta de reordenamiento?

En una primera etapa, ordenamiento digno en el mismo lugar. En una segunda etapa o tercera podemos hablar de construir bonitos centros comerciales en el centro de San Salvador, con todas las condiciones adecuadas para que estén los vendedores- el día que eso suceda- no habrá ni una protesta en San Salvador, cuando hayan alternativas reales; ya no habrán vendedores en las calles cuando existan fuentes de empleo, hoy por hoy nuestra única “fabrica de empleos” son las aceras y las calles de muchas ciudades de este país.

¿Para ustedes cual sería una alternativa a corto plazo?

Ordenarnos en el mismo lugar, llegar a un proceso de dialogo y donde haya lugares donde estemos demasiados grandes o desordenados, se ordene de manera consensuada con ellos, esa sería la medida más accesible en este momento.


¿Son manipulados por un sector empresarial y político?

Nos manipula la necesidad de llevar la comida a nuestros hijos, la única bandera de los vendedores es el delantal de nuestras compañeras, esa es nuestra bandera de lucha.

¿Respetan y garantizan los derechos de los ciudadanos y microempresarios en la zona donde se ubican?

Hacemos lo posible, hemos hecho varios esfuerzos en el sentido de poder dejar espacio peatonal y espacio vehicular para que la gente pueda pasar libremente, pero cuando hablamos de eso entramos también en una contradicción porque se lo reitero, el problema de los vendedores no es de orden, ni de desorden, no es cosmético, es un problema estructural, social. El alcalde Quijano puede hacer cualquier cantidad de desalojos, pero mientras sigan saliendo pobres a las calles, vendedores seguirán existiendo.


¿Qué opina de la gestión del Presidente Mauricio Funes?

Tiene grandes deudas, no se puede juzgar en tan poco tiempo que ha pasado, pero por lo menos en temas como el de la seguridad hay enormes deudas.

¿Ustedes esperarían propuestas mas concretas de parte del Presidente Funes y como han sido sus acercamientos con él?

No, han existido acercamientos, yo lo que he leído es que él está de acuerdo con el ordenamiento, me parece que todos estamos de acuerdo con el ordenamiento ¡ojala! que el ordenamiento que plantea sea el ordenamiento que nosotros planteamos; es aquel que nos ordenamos donde estamos o se construyen alternativas.
No desalojos disfrazados de ordenamiento que está haciendo Norman Quijano, esperamos que esa sea la sintonía del Presidente, porque sino va a estar muy equivocado porque aquí están atacando a los mas pobres.

¿Cree que esto es una campaña de distracción para la realidad que esta viviendo el país?

Es una campaña contra los pobres, contra los que no tienen nada, es una campaña en contra de todos los que a diario luchamos contra todo pronostico para llevarle de comer a nuestros hijos, si de eso se aprovechan otros sectores son otros “cinco pesos en los que yo no me meto”.

¿Qué medidas piensan tomar en caso de no ser escuchados?

Las que sean necesarias para defender el derecho al trabajo que tenemos, y la necesidad de llevarles la comida a nuestros hijos.